x 

Carro vacío

T3 Framework

×

Advertencia

Asigne el componente Virtuemart a un elemento del menú

Cien Colones Specimen

PDFImprimirE-mail
¢100 colones. Specimen. Banco Nacional
Descripción

Juan de Cavallón y Arboleda se graduó de Licenciado en derecho, fue Alcalde Mayor de Nicaragua. En 1560 la Real Audiencia de Guatemala le encomendó la pacificación y poblamiento de Nuevo Cartago y Costa Rica, provincia de la que fue nombrado Alcalde Mayor en 1561. Para emprender la conquista de este territorio se asoció con fray Juan de Estrada Rávago y Añez, quien en octubre de 1560 fundó la villa del Castillo de Austria en la costa caribeña, pero esta población no subsistió.

Cavallón y Arboleda salió por tierra de Nicaragua en enero de 1561, pasó por Nicoya y llegó a Chomes, donde le esperaba alguna gente que le había precedido y emprendió la marcha tierra adentro, hasta un punto donde estableció un campamento llamado el Real de la Ceniza. Desde allí despachó varios contingentes a diversos sitios, entre ellos uno al mando del sargento mayor Antonio Álvarez Pereyra, quien prendió al rey chorotega Coyoche en el valle de su nombre, al cual Cavallón dio el nombre de Landecho. Los súbditos de Coyoche vinieron al campamento a prestar servicios y con su ayuda se pudo continuar la marcha hacia el interior.

A fines de marzo de 1561 Cavallón fundó en el sector occidental del Valle Central de Costa Rica una ciudad a la cual dio el nombre de Garcimuñoz, en recuerdo de su pueblo natal. Posteriormente, después de haber sometido frágilmente los reinos huetares de Garabito, Pacaca, Corriravá (Curridabat), Tiribí y Yorusti, fundó la villa de Los Reyes, en las vecindades de la costa del Pacífico, con el puerto de Landecho en la ensenada de Tivives. Uno de sus tenientes, Ignacio de Cota, atravesó la Cordillera Central y llegó al valle del Guarco.

Cavallón enfrentó la bravía resistencia del Rey Garabito, al que no logró someter, y de otros monarcas y príncipes indígenas, a los que trató de modo despótico. Un príncipe llamado Quizarco, hermano del rey de Pacaca Coquiba, fue hecho prisionero por Álvarez Pereyra y llevado a Garcimuñoz, donde Cavallón mandó azotarlo y encadenarlo, pero después logró fugarse. Además, en Garcimuñoz estuvieron presos una esposa y dos hijos del rey Garabito, también capturados por Álvarez Pereyra. Todo esto aumentó la resistencia de los indígenas.

El 28 de abril de 1561 el rey Felipe II nombró a Cavallón, Fiscal de la Real Audiencia de Guatemala y en enero de 1562 el conquistador se marchó de Costa Rica, dejando el gobierno, en calidad de Teniente de Alcalde Mayor, a fray Juan de Estrada Rávago y Añez. El 25 de octubre de 1562 fue nombrado como Fiscal de la Real Audiencia de México. Murió en México en diciembre de 1565, en el desempeño de ese cargo.

Historia de la Iglesia de Orosi.

El pueblo de Orosi, distrito 3 del cantón de Paraíso, se encuentra ubicado en un valle de la meseta central, a 40 Km. de la Capital a 16 Km. De la ciudad de Cartago y 8 Km. Del cantón central de Paraíso, tiene un área de 315.32 Km2 y unos 11.000 habitantes. Es un valle profundo y húmedo rodeado de colinas y exuberante vegetación a 1.051 msnm.
Se cuenta que los franciscanos huyen de Talamanca en donde los indios infieles habían quemado la iglesia de San José Cabécar, llagan a Orosi y edifican en dos oportunidades la iglesia, que en ambas ocasiones se llevó el río.

A la tercera se construye mirando al Oriente pues San José, ocupando el altar mayor quería extender su mirada sobre las montañas de su amado Cabécar.

Orosi, Orosí, Orocay: Cacique del Valle del Reventazón que en 1562 presta juramento a Juan Vásquez de Coronado. Los guetares y viceitas, oriundos de la raza caribe parecen ser los antepasados de las tribus de los contornos de Orosi.
Hace unos cien años (cerca de 1760), estaban aun todos los alrededores de Orosi cubiertos de selvas vírgenes. La totalidad del terreno que pertenece a Orosi era entonces propiedad de una anciana viuda rica; quien legó sus bienes a la orden Franciscana.

Esta fundó el convento de la misión por el año 1760 y para poblar el lugar atrajo a una multitud de indios viceitas que habitaban en el lejano Sur para
convertirlos y civilizarlos. No cabe duda que el valle de Orosi fue antiguamente un lago que se extendía, al oeste, hasta el puente de Fajardo y de esta manera cubría también las llanuras de Ujarras, Cachi y Urrasca. Tan sólo cuando el agua rompió el dique natural de rocas que se hallaba cerca del puente de Fajardo el gran lago se vació. Surgieron las fértiles llanuras de dichos Valles.